Ganado

Cómo evitar los costosos brotes de PRRS

El virus pandémico del síndrome reproductivo y respiratorio porcino (PRRSV) se detectó por primera vez en los Estados Unidos a finales de los años ochenta. A pesar de más de 25 años de intensas investigaciones y grandes esfuerzos para combatir el virus, sigue siendo una amenaza importante para las granjas porcinas en los Estados Unidos y en el resto del mundo. Aunque las pérdidas de productividad derivadas del impacto de la enfermedad en las piaras de crecimiento se han reducido durante la última década, este progreso se ha visto neutralizado por un aumento de las pérdidas en las piaras de cría (animales reproductores).

Aunque los brotes de PRRSV no son el único riesgo que una granja de cerdas debe tener en cuenta a la hora de asignar el capital para su actividad, es un aspecto al que se debe dar la importancia oportuna, dado su potencial para influir considerablemente en la fabricación y los costes. La probabilidad de sufrir este tipo de pérdidas debido a un brote de PRRSV en el aire aumenta si su actividad se desarrolla a menos de ocho kilómetros de otras granjas de cerdas. Este virus agresivo puede recorrer esta distancia por el aire, y su alta capacidad para cambiar de forma constante hace difícil desarrollar un programa de vacunaci´ón que sea constantemente eficaz.

Un gran número de estudios muestran que:

El coste anual en pérdidas de productividad debidas a PRRSV en los EE. UU. en la cría de ganado porcino es de
664 millones de dólares, que ha aumentando desde los 560 millones de dólares en 2005,
lo que supone unas pérdidas de 1,8 millones de dólares diarios para la industria porcina estadounidense

Se estima que se pierden otros 477,8 millones de dólares cada año
debido a los brotes de enfermedades, incluidos el cuidado de los animales y la bioseguridad

La aparición de brotes agudos de PRRS en cuatro rebaños de cría en Illinois
supuso un coste estimado de 100, 170, 428 y 510 dólares respectivamente por hembra reproductora,
debido a la disminución en la producción de lechones destetados y al aumento en los costes de tratamiento 

Un brote con una duración de cuatro meses en una piara con 250 cerdas de Minnesota
supuso un coste estimado de 59 000 dólares, 236 dólares por cada hembra reproductora, durante un año tras la aparición del brote

Una granja de cerdos para engorde con una infección endémica del PRRSV en el criadero 
informó de un 70 % de pérdida de beneficios a causa de una reducción de más de 5 dólares por cerdo que se puede atribuir únicamente a la fase en el criadero,
debido a una reducción en las tasas de crecimiento, una mayor conversión de alimento y un aumento de la mortalidad

La filtración del aire es su primera línea de defensa 
contra el PRRSV

Los ensayos llevados a cabo por el Centro para la Erradicación de las Enfermedades Porcinas de la Universidad de Minnesota revelaron que el riesgo de diseminación indirecta del PRRSV se puede reducir con un programa exhaustivo de bioseguridad que incluya el uso de sistemas de filtración de aire. Lamentablemente, la mayoría de los sistemas de ventilación presentes en las instalaciones porcinas suelen estar diseñados para aportar aire fresco y controlar la temperatura interior, pero no para proporcionar filtración de aire. Sin embargo, un sistema eficaz de filtración de aire atrapa virus como los del PRRSV y otros comunes como el del PEDV, el de la gripe y el mycoplasma hyopneumoniae, y evita que entren en la instalación y provoquen un contagio.

En AAF, somos conscientes de la amenaza a la que se ven sometidas las granjas porcinas debido a la virulencia del virus del PRRS y los costes que ocasiona, así como por otros patógenos con la capacidad de afectar de forma importante a sus piaras, a los niveles de producción y a los costes operativos. Nuestro objetivo es ofrecerle información exhaustiva para la evaluación de sus riesgos y estrategias de inversión en sistemas de filtración de aire que le permitan reducir los riesgos y mejorar la rentabilidad estimada de su inversión. AAF ofrece soluciones de filtración de aire y opciones de control de la climatización para satisfacer las necesidades específicas de su explotación, protegiendo la salud de sus animales y la rentabilidad.