Resumen de producto

  • ISO 16890: ePM 10 y grueso 80%
  • Disponible para eficiencias M5 y M6 (EN779:2012)
  • Bolsas rígidas soldadas
  • Separadores de bolsas para optimizar el flujo de aire
  • Totalmente incinerable.
  • Capacidad de retención de polvo elevada.
  • Baja pérdida de presión
  • Fibras orgánicas sintéticas resistentes
  • Sin fibra de vidrio
  • Sin silicona
  • Sellado de espuma en marco de poliuretano moldeado por inyección
  • Diseño ligero y a prueba de fugas

Aplicaciones habituales

  • Automoción
  • Edificios comerciales
  • Salud
  • Farmacéuticas
  • Alimentación y bebidas
  • Museos y almacenamiento de antigüedades
  • Colegios y universidades
ISO 16890
  • Grueso 85%
  • ePM 10
EN779
  • M5
  • M6
Profundidad del filtro
  • 640 mm
Material del marco
  • Poliuretano moldeado por inyección
Temperatura de funcionamiento máxima
  • 70 ˚C
Media filtrante
  • Sintético
Opcional
  • EPDM (junta plana)

Máxima capacidad de retención de polvo con una pérdida de presión optimizada

 
Diseñado para proporcionar un alto rendimiento en condiciones de operación exigentes, los filtros de bolsas rígidas DriPak KX pueden utilizarse como prefiltros o como filtros finales donde sea necesario disponer de aire limpio. Diseñados para aplicaciones en las que una alta capacidad de retención de polvo es esencial, los filtros DriPak KX son ideales para cabinas de pintura de automóviles, instalaciones médicas, edificios comerciales y numerosas aplicaciones industriales. Además de una elevada capacidad de retención de polvo, el DriPak KX presenta una baja pérdida de presión. Así, se garantizan una utilización completa del medio filtrante y una larga vida útil.

Diseño robusto para aplicaciones exigentes

Los filtros DriPak KX están fabricados con un medio filtrante sintético sin cargas que se mantiene rígido. Las bolsas no necesitan estar unidas a marcos de soporte para evitar la flexión y la deformación durante el insuflado completo. Las bolsas se forman mediante soldadura por ultrasonidos, lo que garantiza su estanqueidad. Los separadores de bolsas en forma de Z garantizan un flujo de aire óptimo. Los filtros DriPak KX no contienen fibra de vidrio ni silicona, son resistentes a la corrosión y microbiológicamente inactivos, satisfaciendo todos los requisitos de higiene de la norma VDI 6022.

Ahorro de costes con una facilidad de uso convincente

Gracias a su ligero y robusto soporte de poliuretano y a la rigidez del material del filtro que impide que las bolsas se descuelguen, la manipulación y mantenimiento de los filtros es mucho más fácil y rápida. Esto, además de la durabilidad que les confiere su gran capacidad de retención de polvo, constituye un factor adicional de ahorro de costes. La robusta configuración de las bolsas, soldadas por ultrasonidos y selladas con espuma en un marco de poliuretano (PUR) moldeado por inyección, facilita su manipulación y mantenimiento.
 

¿Tiene alguna pregunta?